ENTRENAMIENTO CON DEPORTISTAS

 

La psicología deportiva es una rama de la psicología que está ganando cada vez más relevancia por su gran aportación a la hora de que los deportistas alcancen sus objetivos. Contar con un psicólogo que ayude desde su campo puede suponer en muchos casos la diferencia entre alcanzar una meta o quedarse por el camino.

 

Como psicóloga deportiva, me gusta acompañar a mis clientes en el proceso de entrenamiento. Para ello, algunas sesiones se realizan en consulta, mientras que otras se llevan a cabo en el entorno de entrenamiento o competición.

 

El mindfulness es una herramienta que aporto a las sesiones, por la importancia de lograr que el deportista se centre en el instante.

 

Los aspectos a entrenar se realizan desde un plan de acción que se incia con la pretemporada y finaliza al terminar el calendario de competición. Durante el periodo de pretemporada, nos focalizamos en objetivos, trabajo de la atención y concentración, rutinas de entrenamiento, pensamientos disturbadores y motivación, ente otros.

 

Durante la competición, es importante tener flexibilidad en el plan de actuación, para poder modificarlo en función de resultados y objetivos alcanzados. Se realizan rutinas de competición, que ayudan al deportista a mantener la concentración y focalizar la atención sin distracciones, a la par que aprende a manejar su nivel de activación durante las pruebas.

 

Es importante realizar un buen plan de entrenamiento, tras una evaluación de necesidades y objetivos, que se elaboran con el cliente. Resulta importante trabajar con el entrenador para adaptar el entenamiento mental al físico y poder potenciar aún más, las capacidades del deportista.